Teatro Bar Musica Bar Cine Bar Restaurantes Bar Arte Local Bar Entrevistas Bar Farandula Bar Que Hacer... Bar Anuncie Bar Suscribase Bar Contactenos

Mary Poppins
Las enseñanzas y alegrías de la mágica “nanny”


Rosario Machicao

Una serie de ocho libros escritos por P.L.Travers e ilustrados por Mary Shepard dan vida a la maravillosa historia de Mary Poppins, una mágica “nanny” que llega a la casa de la familia Banks en Londres a cambiar el rumbo de sus vidas, llenándolas de color y alegría y ahora está en cartelera en Charlotte gracias al Blumenthal Performing Art Center.

Quién no se acuerda de Mary Poppins, la mágica “nanny” de la historia llevada al cine por Disney y estelarizada por Julie Andrews y Dick Van Dyke y de las canciones que la hicieron popular como “Supercalifragilisticexpialidocius”, “A spoonful of sugar”, “Chim Chim Cher-ee”, “Lets go fly a kite”, entre otras más que no sólo escuchamos en inglés que si no pudimos escucharlas y cantarlas en español con títulos como “Super Califragilistico”, “Una cucharada de azúcar”, “Me gusta reír” ó “Chim Chim Chery”.
Esta maravillosa obra estará hasta el 19 de septiembre en el teatro Belk en el centro de Charlotte para deleitar a grandes y a chicos y a revivir la historia de la señora y el señor Banks, sus hijos Jane y Michael, la ama de llaves Katie Nana.
Por la casa de los Banks han pasado muchas niñeras, pero todas muy estrictas y que en vez de empatizar con los niños, éstos las molestan tanto, que ellas dejan el trabajo. Ese no es el caso de Mary Poppins, una joven y divertida niñera que llega a casa de los Banks venida de no se sabe donde y que tiene la particularidad de volar con un paraguas y de hacer pequeños arreglos en los cuartos de los niños y también en sus vidas.
Aventuras y aprendizaje con la mágina nanny
En su primera caminata por el parque, Mary Poppins se encuentra con su amigo el desollinador, que al igual que ella comparten ciertos poderes mágicos. Ambos cambian el ambiente del parque por uno de colores, donde las personas se sienten felices y hasta las estatuas cobran vida y bailan para ellos.
En otra escena, la señora Banks quiere hacer una cena para sus amigos, pero todo le sale mal, pero luego de “Una cucharada de azúcar” o ver el mundo desde una perspectiva más optimista, las cosas vuelven a la normalidad y son aún mejores.
El señor Banks se preocupa mucho de su trabajo y no de pasar tiempo de calidad con sus hijos y esposa, con la intervención de la “nanny” el podrá darse cuenta que puede ayudar a otros en su trabajo, exigir sus derechos y dedicar más tiempo a su familia. El también disfrutará de las actividades al aire libre como la de volar una cometa, como lo hacía cuando era niño.
Otras escenas enseñan, alegran y conmueven al espectador por la simplicidad de las acciones, pero por lo grandioso de los resultados. Sin duda una obra que ninguna familia debe perder.

Belk Theater
130 North Tryon Street
Desde $32 • 7:30 p.m.
704-372-1000