Teatro Bar Musica Bar Cine Bar Restaurantes Bar Arte Local Bar Entrevistas Bar Farandula Bar Que Hacer... Bar Anuncie Bar Suscribase Bar Contactenos
The Light Factory
Exposición fotográfica deja afuera segregación

Sesenta estudiantes de fotografía e historia de tres escuelas de Charlotte Mecklenburg Schools, y alrededor de 30 estudiantes de Cape Town en Sudáfrica, en colaboración con sus maestros, profesionales de fotografía y The Light Factory presentaron la exposición “Fredom Box”, cajas decoradas con materiales fotográficos que en su exterior muestran aspectos de segregación y en su parte interior motivos de integración.

Rosario Machicao

Problemas de segregación racial y odio entre los pueblos han existido por siglos en nuestro planeta. La lucha por la igualdad de razas todavía no se ha ganado y de ello somos testigos todos los que habitamos el mundo. Aunque sea difícil de creer, pueblos enteros han caído víctimas de la esclavitud y la opresión.

Con objeto de crear conciencia de esta problemática, estudiantes de Northwest School of the Arts, Myers Park High Schooly Olympic High School, y estudiantes de Cape Town, en Sudáfrica, han creado maneras de expresar sus inquietudes en relación a la segregación e integración, inspirados en un hecho ocurrido en 1849, cuando un esclavo se metió en una caja de madera y se envió a sí mismo hacia la libertad. Un hecho que fue dado a conocer por Sue Williamson y Pat Ward Williams en su exposición “Fabricated Harmony”.

Hace dos años que Charles Thomas, director de educación e instructor de The Light Factory, tuvo la idea de crear un proyecto entre estudiantes de escuelas secundarias de Estados Unidos y Sudáfrica, para ver cómo representaban las ideas de segregación e integración. “Mi meta es contribuir a que cada vez más personas puedan abrir sus mentes y corazones para un diálogo y una convivencia sin discriminación ni estereotipos”, dijo Thomas.

Cajas de cartón
Fotografías de tumbas de judíos muertos en el holocausto o de hombres blancos que se muestran indiferentes frente a un indigente afro-americano están expuestas en los lados exteriores de la caja. En el interior se ven personas de varias razas conviviendo en armonía. “He presentado escenas que viví en los lugares donde todavía existe este problema social”, dijo Inas Al-Soqi, una joven palestina de 18 años que estudia en Myers Park High School.

“Cuando somos pequeños no tenemos ningún problema en relacionarnos con niños de otras razas, lamentablemente cuando crecemos y vamos madurando crecen también nuestros prejuicios y temores, ya que empezamos a juzgar a las personas por su color de piel”, dijo Hain Tan Lee, estudiante de Olympic High School, un joven oriental que en su caja destacó la labor de líderes que lucharon por la igualdad.

Elena Horsky y Katherine McKittrick, estudiantes de Northwest School of the Arts, trabajaron en conjunto la caja que en su exterior tienen imágenes de brazos de jóvenes de diferentes razas y en el interior jóvenes de varias razas relacionándose con naturalidad y haciendo alusión a una “educación justa para todos”. Así lo explicó Elena a primerafila, una joven de origen latino y coautora de esta pieza de la que brotan cadenas con inscripciones acerca de este problema, y que tiene además una bolsa de papel que busca la interacción con el público y que cuestiona la raza a la que perteneces.

Circus es el nombre que le dieron a su trabajo, Molly Hewitt y Alex Whittington, que presentaron en el exterior la manera ofensiva con la que caracterizan a los afro-americanos y en el interior quisieron destacar como, bajo una misma luz, todos somos iguales. “Pusimos clavos para decir que la base con la que lidiamos día a día es dolorosa porque todavía no se descartan estos problemas”, dijo Hewitt, de Myers Park High School.

Jennifer Crickenberger, instructora de fotografía de The Light Factory, también presentó su creación en la que se muestra en las escenas de la caja y quiere que su raza (la blanca), deje “los estereotipos y sea libre de pensamiento”.